domingo, 20 de julio de 2014

Helado de café en un paso de Nigella Lawson, sin heladera, sin revolver (One step - no churn Nigella's coffee ice cream)

 

Mi compañera Beny me pregunta por recetas de helados que no precisen heladera, así que aquí estoy yo, probando distintas opciones. El de Jamie Oliver de hace unos días era dietético, éste es pecaminoso..., su alto contenido en grasa y azúcar -junto con el alcohol- hace que se mantenga cremoso a pesar de la temperatura de congelación y del transcurso de los días..., y pese a las calorías..., es sublime! Y sencillo no, lo siguiente.
 
He pensado en hacer la versión chocolateada con cacao valor en vez de Nescafé y un licor tipo Mozart en vez de licor café. Seguro que acierto!
 
Para los que no lo sabéis, una menda tiene fascinación por Nigella..., soy su fan nº 1! Es genial! Es que hasta me gustan sus redondeces ;-P

 

Ingredientes:
300 ml. de nata del mayor contenido en grasa que encontremos (35% usé yo, pero al parecer existen lugares en que se encuentra al 48%)
175 ml. de leche condensada
2 cucharadas de café expreso soluble instantáneo o Nescafé de toda la vida
2 cucharadas de licor café
 
 
Preparación. Tan complicado como:
Poner todos los ingredientes en un bol o jarra y batir a alta velocidad hasta que la mezcla monte (no llega a quedar tan montado como la nata, pero sí bastante).
Yo lo hice en la Kitchen Aid a V8 por unos 5 minutos con el accesorio batidor.
Cambiar a un tupper y dejar en el congelador por unas horas o toda la noche.
Antes de consumir dejar unos minutos en la nevera.
Yo lo he presentado en cucuruchos del Mercadona (son paquetes de 8 unidades de conos, más bien pequeños, ideales para 1 bola)
 

 
Aquí os dejo esta cuestión: ¿Por qué todo lo bueno engorda o es pecado?