sábado, 26 de febrero de 2011

Tarta fría de fresas con nata para Antón y Tulipanes para mamá



El mes de febrero es denso para nosotros en celebraciones. Tras el cumpleaños de Manuel, vienen el de Antón y el de mamá. Para la primera ocasión me decanté por esta tarta fría de fresas y nata, porque es uno de sus sabores preferidos. Cuando ya la tenía terminada, recordé que hubiese sido buena idea ponerle en medio unos profiteroles de nata congelados, sugerencia que dejo aquí y que haré en la próxima ocasión de esta tarta, si no se me olvida. Como la tarta lleva mucha fruta, tiene un intenso sabor a fresa natural, cosa que me encanta. Siempre tengo fresas en el congelador, básicamente para hacer helado, pero creo que ya casi es una tontería porque apenas faltan del mercado, aunque sea invierno.
 

jueves, 24 de febrero de 2011

Aleta de ternera rellena


Antón dice que este blog tiene demasiadas recetas dulces, que no hay equilibrio..., así que hoy toca salado. La foto no es muy buena, pero la receta sí lo es, y cómoda y lucida si hay invitados o si no los hay, qué caramba!. Se la ví a Rochaga en el Foro MR y se ha convertido en uno de los básicos salados de mi cocina.
 

jueves, 17 de febrero de 2011

¿Tarta Garrucha de Quirós? SOS!



Cuando ví esta tarta que Isabel había degustado (te cojo prestada la foto, para tener argumentos, ja, ja) me prendé de ella: ese aspecto tostado, jugoso, granulado, cargado de frutos secos, ..., así que le pedí "encarecidamente" que la hiciese pues yo no la conocía. Ella sugirió entonces intentarlo entre las dos y yo acepté (invitamos a otra asturiana -se dice el pecado, pero no el pecador-, pero se rajó, ja, ja). El reto era grande para mí, considerando que no la había catado y que toda la referencia que tenía era esta foto y a lo sumo una lista de ingredientes... Mi sexto sentido me decía que esto va al horno como que me llamo Calohe y que seguramente llevase huevo para ligar la mezcla... Pero la receta es secreta o casi y la única versión escrita de la misma que pude encontrar está aquí. No quiero ser desagradecida, pero -en mi humilde opinión- pienso que está, cuando menos, incompleta, pues como podéis ver, el resultado, siguiéndola al pie de la letra, ni flores! A ver: de sabor muy buena, con unos contrastes espectaculares (capa dulzona de castañas, capa afrutada y fresca de manzana y capa crocante de cobertura), eso sí, contundente!, pero visualmente, nada que ver! Por eso, si alguien puede aportar algún dato, se lo agradecemos encarecidamente. Imagino que Isabel, que es una artista de los fogones, habrá aproximado más el resultado..., hoy nuestras tartas, como ella dijo, se "ven las caras", ja, ja. Resultados aparte, lo he pasado muy bien trabajando en este pequeño-gran reto: Gracias Isabel por ser como eres!