Mostrando entradas con la etiqueta Tartas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tartas. Mostrar todas las entradas

domingo, 6 de julio de 2014

Tarta alemana de cerezas del Lidl (y 2)


Me encanta comer al aire libre! Será porque me recuerda a los domingos de playa cuando era pequeña e íbamos en familia y/o con amigos a pasar el día entero, en aquellos tiempos en los que se podía hacer fuego en cualquier pinar próximo..., el menú podía ser empanada, tortilla de patata, ensaladilla... o si íbamos en plan barbacoa: churrasco, sardinas..., lo leo y me suena muy sesentero, pero era genial! De aquella yo no cocinaba ;-P..., de otra forma no hubiese faltado una tarta como ésta...
 
¿Os acordáis la tarta de cerezas del Lidl ? La he hecho muchas veces, pero nunca con las famosas cerezas porque no me gustan..., pero mis cerezas confitadas exprés sí me gustan, así que he decidido probar... Maravillosa no..., lo siguiente! Adoro los pasteles de fruta!
 
Para mí, se trata de un crumble –pastel de frutas recubiertas de una masa de harina, manteca y azúcar, originario de la cocina inglesa y que suele servirse caliente acompañado de natillas, helado o compota-, pero en forma de tarta.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Downton Abbey's very simple apple charlotte (la muy sencilla charlota de manzana de Downton Abbey)


Desde que tengo nueve años y nuestros amigos Fany y Tino me regalaron "Mujercitas" he adorado esta novela de Louisa May Alcott, de la cual tuve después otras ediciones y actualmente todas las versiones cinematográficas (creo que me inclino por la de Elizabeth Taylor...); para mí es la película de Navidad por excelencia y la he visto muchísimas veces, llorando de nuevo cada vez... "Little woman" muestra una visión de la época victoriana que me encanta: la unión e importancia de la familia, la organización del hogar, el modo de pasar el tiempo y divertirse, los valores... Quizá esto que digo pueda resultar "ñoño" en estos tiempos, pero a lo mejor es que yo debiera haber nacido en otra época.., tal vez "tenía que haber nacido princesa y me quedé en hilvanes", como dice Ana. En casa suelen reírse de mi conmigo cuando digo estas cosas; lo cierto es que también me atrae la época de la conquista del Oeste o la etapa previa a la guerra de Secesión americana o la cultura Amish... A. (el realista de la familia) suele preguntarme si también me gustaría ser esclava, haciendo referencia a que siempre me veo del lado bien posicionado, claro está!..., o si me gustaría vivir sin ordenador, internet, ..., refiriéndose a los amish...

La receta de hoy pertenece al libro "Mrs. Beeton's Book of Household Management" (casi parece el título de un libro para altos ejecutivos, no creéis?), que nos da una versión encantadora e históricamente significativa de la gestión doméstica victoriana. Publicado en 1861, se trata de una guía de todos los aspectos concernientes al mantenimiento del hogar. Contiene 2751 entradas que incluyen consejos que van desde cómo pagar a los empleados domésticos o la salud de los niños, hasta una gran cantidad de consejos de cocina, instrucciones y recetas. Fue un éxito de ventas inmediato, alcanzando los millones de copias en tan sólo unos años.  Sobra decir que ... me encanta!

La susodicha charlota aparece en uno de los primeros capítulos de Downton Abbey, cuando Mrs. Patmore se niega a cambiar el postre que tiene previsto -merengue de frambuesa- por una charlota de manzana, la preferida de uno de los invitados. He de agradecer a Ana su fantástica entrada sobre ésta charlota, no sólo por la receta en sí, que es maravillosa en su simpleza, sino por su excelsa documentación, que me ha llevado a conocer una joya literaria... y además, por la alegría de coincidir ...

La primera charlota fue creada, al parecer, a principios del S.XIX, en honor de la esposa del rey Jorge III, la reina Charlotte. Consistía en una especie de brioche relleno de compota de frutas, por lo general ciruelas o manzanas y que se cocía en un molde alto durante largas horas.  La receta fue evolucionando hasta que en 1800 surgió otra charlotte que es la que más se aproxima a la actual (cubriendo con lenguas de gato un molde y rellenándolo con una crema bávara)

Aunque la receta habla simplemente de "pan", interpreto que se refiere a un pan inglés, de textura blanda y con contenido graso; yo he utilizado un brioche de ciruelas y nueces, pero podemos usar con excelente resultado un simple pan de molde agregando o no unas nueces picadas y unas pasas o una rebanadas de pan o bizcocho seco. Para ir más rápida en la prueba de la receta, busqué un brioche en panificadora y di con esta excelente receta de Begoña , a la que añadí un puñado de nueces y ciruelas picadas; ella también ha probado la receta de la charlota y también le ha encantado!

A mí, personalmente, me parece una receta de aprovechamiento sencilla y de resultado brillante, digna de una tarde de Navidad... Otra opción fantástica con manzanas para estas fiestas es la que nos propone Isa ... (Querida Bego , por tartas de manzana no será...)

sábado, 6 de julio de 2013

Tarta margarita: de galletas y crema de limón


Ésta es una entrada que lleva en el blog casi desde el mismo comienzo y siempre está en el top-ten de las más vistas; la foto era realmente penosa y como quiera que la explicación tampoco era demasiado buena, me apetecía re-publicarla. Aunque no es la tarta de galletas cumpleañera con la que crecí, hoy por hoy es (ahora tengo que decir "era"), sin duda, mi tarta de galletas preferida: el toque ácido del limón le da como un contrapunto ligero que no tienen las de chocolate y crema pastelera. Además, es tan sencilla de hacer! Lo curioso de las fotos es que cuando miras al stand parece que la tarta está a punto de desmoronarse y sin embargo no hay más que mirar el corte o la vista desde arriba para comprobar que quedó bien bonita!

domingo, 3 de febrero de 2013

Pastel de crêpes, al chocolate

 
Dado que el Carnaval ya ha dado su pistoletazo de salida el "jueves de compadres" (dos jueves antes del miércoles de ceniza) ésta será mi entrada especial para tan señalada "parranda"; confio que resulte tan sólo la mitad de exitosa que la tarta de obleas , porque es realmente deliciosa y adictiva.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Torta Negra de Navidad


Me gusta el olor de la Navidad (salvo si es el día después y el primer aroma de la mañana es el de langostinos a la plancha...). Pero sí .., me gusta el olor de la Navidad!. Porque en Navidad mi casa huele a pain d'epices au miel, speculoos, pepparkakor, estrellas de canela, polvorones, bizcocho de vino, ... Y me gustan los adornos navideños, y los villancicos, y las luces de ambiente y el sentimiento navideño ("Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año" Charles Dickens)...
 
Y si queréis que el día después vuestra casa huela a Navidad en vez de a langostinos, cochinillo o similar, probad a hacer este "riquísimo" ambientador natural-casero:
Una vez limpia vuestra cocina y mientras termináis de recoger, poned en un cacito por cada 1 vaso de sidra, 1 rama de canela y 3 clavos de olor. Llevar a punto de ebullición y bajar el fuego hasta que la mezcla sólo se estremezca. No encender la campana extractora. Dejar hasta el momento de irse a la cama, con la sola precaución de que no se acabe el líquido (en tal caso, reponer sidra). Por la mañana, vuestra casa olerá a ... Navidad!

domingo, 9 de diciembre de 2012

Semifrío de cítricos con crocanti de almendras



Una propuesta sencilla para estas fiestas -u otras- y que tiene el "plus" de poder hacerse con días de antelación ; resulta un postre fresco, digestivo, ..., de esos que al llevar fruta nos hacen creer que no engordan ;-)). Admite dos versiones: la del título -semifrío- y la versión mousse.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Tiramisú Layer Cake (navideño) de Nigella Lawson versionado

  
Nigella Lawson nos propone en su libro "Christmas" un tiramisú layer cake, es decir un pastel de varias capas de bizcocho unidas entre sí por algún relleno e introduce dos ideas novedosas en la elaboración del tiramisú que realmente pueden ser interesantes (a nosotros nos ha encantado el resultado):
  • Sustituye los bizcochos de soletilla por un bizcocho de chocolate jugoso (comprado incluso) y
  • Cambia el Marsala + el café, por licor de café tía María.
Ni siquiera es preciso que cambiemos nuestra receta de tiramisú si nos resulta satisfactoria, simplemente podemos probar a hacer estas dos modificaciones.

viernes, 4 de noviembre de 2011